AconcaguaNews

OPINIÓN: Covid-19, desigualdad y deuda por Franco Contreras

OPINIÓN: Covid-19, desigualdad y deuda por Franco Contreras

En el contexto Covid 19, los reportes diariamente hablan de cientos de personas fallecidas en Europa y miles en Estados Unidos; en Ecuador las imágenes de cadáveres en las calles nos aterrorizaron y en Chile todos los días lamentamos la muerte de compatriotas. Las autoridades pretenden entregar atisbos de control y hablan de vuelta a una supuesta “nueva normalidad”, pero ¿cómo puedes volver a algo nuevo? ¿si es nuevo, cómo puede al mismo tiempo ser normal? ¿cuál es la normalidad?. Claramente el presidente y sus ministros podrían quedar en la historia de las irresponsabilidades y fantasías.

Desde la perspectiva económica, lo que no es novedad, es la profunda recesión en la que estamos y que campea en el retail, un fenómeno que antes de nuestra revolución de octubre y el virus mortal, ya entregaba señales. Hoy todo se intensifica y con ello nuestras miserias, pero la gran pregunta es ¿sobreviviremos?.

Antes de la pandemia buscando respuestas, encontré al economista e historiador Michel Hudson, que en su libro “and forgive them their debts”, éste hace una revisión del tratamiento de la deuda en el mundo antiguo. En Babilonia cada cierto tiempo, se condonaba la deuda de los agricultores, ya que estos en ocasiones debían endeudarse producto de una mala cosecha o por factores climáticos, por esta razón asumían una obligación para dar continuidad a su rubro.

 “Un pueblo endeudado es un pueblo esclavo”, esta máxima aun vigente, la contrarrestaba un rey o emperador hace miles de años atrás otorgando el perdón de las deudas, obteniendo a cambio cosechas para el imperio, mano de obra para la infraestructura pública y soldados, de lo contrario los acreedores asumían la propiedad, los agricultores perdían sus tierras y se convertían en esclavos, quedando anulados como recurso del reino, lo que deterioraba la cohesión social.

Quizás, lo anterior sea visto como descabellado, pero en el siglo XIX Diego Portales dirigió en Chile una red de corrupción que defraudó al estado y luego éste le perdonó su deuda y además lo indemnizó. Por otro lado, hace pocos años el caso Penta terminaba con multas y clases de ética para los culpables.

Desbalanceado el orden social, la desmesurada acumulación de riqueza se instala como una “normalidad” y luego se justifica en relación al “éxito”. Hudson en su libro menciona la solución a la inequidad que encontró Walter Scheidel y que denominó como los “Grandes niveladores”: guerras, revoluciones violentas, colapso del estado y pandemias letales. En Chile tenemos al menos dos, pero nadie quiere sufrir, ni menos morir, entonces es menester enfocarnos en combatir el virus y paralelamente generar las bases para una estructura social, económica y comercial renovada; un Bretton Woods mejorado que contribuya a la construcción de un nuevo ser humano.

Sin consenso, deambularemos entre los oscuros niveladores hasta encontrar el próximo punto de equilibrio.

administrator

Related Articles

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *