LOS ANDES: Comunidad educativa de la Escuela Gabriela Mistral promueve jornadas de entretención y participación entre sus estudiantes

LOS ANDES:  Comunidad educativa de la Escuela Gabriela Mistral promueve jornadas de entretención y participación entre sus estudiantes

Instancias para impulsar el juego, el respeto, la tolerancia y la sana convivencia

Intenso ha sido el regreso a todos los establecimientos educacionales, luego de vivir dos años de clases a distancia, con aulas y patios vacíos, sin vivir el día a día de una jornada escolar con gritos, risas y juegos en los recreos. En ese contexto, desde el retorno presencial de los escolares, la comunidad educativa de la Escuela Gabriela Mistral de Los Andes, ha propiciado el reencuentro con actividades preparadas para sus estudiantes, que promueven el juego, el respeto, la tolerancia y la sana convivencia.

Así fue, por ejemplo, la programación para festejar el aniversario 94 del establecimiento durante abril recién pasado, con distintas instancias de participación que también involucraron a apoderados y familias de la escuela. Durante la semana pasada, se vivió una verdadera fiesta con la celebración del día del alumno, donde equipo directivo, docentes y asistentes de la educación organizaron una feria con disfraces, alegría y múltiples juegos para grandes y chicos.

Hubo premios y regaloneos para todos en los distintos concursos que se acompañaron de música, baile y mucha buena onda. Sami Ortiz, alumno de séptimo básico, encontró muy entretenida e ingeniosa esta actividad: “porque todos los cursos pueden participar, no importa si son mayores o menores, hay muchos ejercicios divertidos. Le agradezco mucho a mis profesores porque han tenido el tiempo y las ganas de querer organizar esto y al final todos nos sentimos bien, todos nos divertimos y nos dan más ganas de venir al colegio”. Su compañero, Djory Joseph, agrega: “esto es muy bueno y muy alegre para divertirse y hacer de todo, lo he pasado muy bien. Me gusta la educación y la convivencia en la escuela”.

Este proceso no ha estado exento de complejidades, que han sabido resolver involucrando a toda la comunidad educativa y la retribución se puede ver en las sonrisas de los estudiantes al agradecer y abrazar a sus profesores. Andrea Villarroel, profesora de cuarto básico de la Escuela Gabriela Mistral, señala: “lo que más nos ha impresionado desde el regreso a clases es el cariño que nos han demostrado los niños en la escuela, ellos esperaban ansiosos regresar y les hemos dado una gran bienvenida”.

Poco a poco han vuelto a su funcionamiento normal, lo que tiene contentos a todos los que dan vida al plantel educativo incluyendo a padres y apoderados, que viven en el entorno del establecimiento. “Nosotros a diferencia de otras escuelas, estamos insertos en el lugar de donde provienen nuestros alumnos, los alumnos son nuestros vecinos así que eso los hace sentirse parte y lo más importante: los hace sentirse orgullosos de su escuela”, sentencia la educadora.

administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.